Etiquetas

, , ,

Hoy os presento una nueva pieza de mi selección: una lámpara original de los años 60.

Es una novedad que incluyo en el catálogo.

La compré en Holanda, en uno de esos “warehouse” que proliferan a las afueras de Amsterdam. Hace un tiempo, frecuentaba estos almacenes en busca de muebles y objetos especiales que traía a España para exponer en una tienda que tenía.

Ahora, quiero compartir con vosotr@s esta pasión que sigo teniendo por los objetos únicos y originales.

Y a continuación, propongo unas ideas de espacios donde esta lámpara quedaría de cine:

Este apartamento ofrece una combinación de estilo sixtie´s muy fresco en un espacio en blanco, tanto en paredes como en suelos, estilo muy propio de las viviendas de estilo nórdico, que utilizan mucho este color para potenciar la luz natural.

ñ´l

Este es un ejemplo de cómo integrar un material aparentemente tan frío como es el plástico en un espacio obteniendo justo lo contrario: calidez y frescura. Resulta un salón muy acogedor y joven. Me imagino una pareja joven con niños pequeños haciendo vida feliz aquí.

Además, el plástico resulta un material muy práctico en lugares donde hay niños, y combinándolo tan acertadamente, voilá: espacio moderno y chic.

Y esta es otra idea de espacio donde encajaría a la perfección una lámpara como nuestra estrella de hoy. Aquí, es esencial la combinación de objetos de diferentes décadas, y la verdad es que un suelo hidráulico como ese lo da todo.

Bueno, espero que os sirva mi propuesta de hoy como inspiración para mejorar cualquier rincón de vuestras casas o de vuestras vidas.

A ser felices!