Etiquetas

, , ,

Este tema abre un basto campo de posibilidades en la decoración de una casa, ya que la iluminación interior realizada con inteligencia modifica la percepción de los ambientes, cambia la estética y vitaliza el interior de una casa.

La iluminación es un aspecto muy importante en cualquier espacio no sólo por el aspecto práctico y de utilidad sino por el lenguaje estético que confiere a cualquier espacio interior o exterior. ¿Sabías que el tono de luz de un espacio incide en el estado de ánimo de quienes habitan en él?

Pero aquí vais a encontrar unas nociones básicas que os ayudarán. Combinando sabiamente estos conceptos básicos, podréis mejorar considerablemente el aspecto y la confortabilidad de vuestras casas.

Luz general:

Esta es la luz que encontramos por defecto en las habitaciones  de una casa en la que aún no se ha entrado a vivir, es decir, que aún no se ha decidido qué funciones se van a destinar a cada lugar.

Photo: moma.org

-Un punto de luz colgado del techo.

– Varios puntos de luz blanca o templada, preferiblemente templada, empotrados en el techo.

Luz acentual o de exposición:

Este tipo de iluminación es la que se utiliza para realzar elementos decorativos como una escultura o cualquier objeto exento usando bombillas de bajo voltaje por detrás del volumen para dar un efecto de contra luz. Por otro lado, para resaltar el objeto se puede instalar una luz por delante y logrará también un efecto especial. También se puede empotrar una luz halógena con un haz lumínico estrecho desde arriba. Otra solución es optar por un riel con varios focos de bajo voltaje, con un reductor de energía incorporado. Han de ser instalados por un profesional.

Cuando se decide iluminar un área muy tenue de una casa, o se quiere poner en relieve una obra de arte o mueble, es recomendable solicitar los servicios de un diseñador, que tenga conocimiento en cuanto a la iluminación empotrada. Esta clase de iluminación, es elegante y con clase, proporcionando la cantidad justa de luz sobre casi cualquier cosa que se desee.

Luz puntual. Zonas de trabajo:

La luz puntual se utiliza para iluminar una zona concreta.

Photo: elledecor.com

Para ello, lo mejor son lámparas de mesa o de pie con pantallas que envíen la luz hacia abajo.

Photo: elledecor.com

Para no ser deslumbrado durante la sesión de trabajo, es aconsejable cubrir la bombilla con algún tipo de pantalla, siempre procurando que el foco de luz no proyecte sombras sobre el campo de trabajo.

Luz decorativa para complementar la luz general:

Para lograr algunos efectos es importante saber direccionar los haces de luz; por ejemplo, si enviamos una luz vertical hacia el techo, creamos un efecto de iluminación indirecta suave.

Casa de Jenifer Aniston.

Esta iluminación vertical hacia arriba genera efectos cuyo origen se crea por la reflexión del haz luminoso en el techo. Este recurso se suele emplear para completar la iluminación general o para crear un efecto de luz indirecta suave.

También se pueden utilizar para este fin lámparas de pared, de pie o focos.

Photo: newsbuilding.com

Si lo que se quiere es conseguir un efecto muy luminoso o blanco, se puede hacer reflejar una fuente de luz hacia un espejo o a algún elemento que haga una reacción de rebote, de esta manera estaría doblando la cantidad de iluminación en un espacio, este efecto es ideal usarlo en salones grandes o lugares espaciosos.

Fuente: http://www.arqhys.com/